Mantenimiento y Cuidado del Agitador Magnético

El cuidado adecuado de un agitador magnético en un laboratorio es esencial para mantener su funcionamiento óptimo y prolongar su vida útil. Los agitadores magnéticos se utilizan para mezclar líquidos de manera eficiente y uniforme mediante un imán giratorio en la parte inferior del recipiente de vidrio o plástico. Aquí tienes algunos consejos sobre cómo cuidar un agitador magnético de laboratorio

  1. Limpieza regular: Limpia la superficie del agitador magnético después de cada uso para eliminar cualquier residuo de líquido o sustancia química, si utilizaste algún tipo de ácido asegúrate de limpiarlo con un agente neutralizante. Utiliza un paño o papel limpio y un detergente suave para limpiar la superficie y los controles del agitador. Evita que los líquidos entren en el área del imán.
  2. Mantenimiento preventivo: Sigue las recomendaciones del fabricante para realizar un mantenimiento preventivo regular. Esto puede incluir la lubricación de partes móviles, la verificación de las conexiones eléctricas, etc. Verifica y ajusta periódicamente la alineación del imán giratorio si es necesario (esta operación es recomendable que la realice personal especializado, no dudes en contactar a nuestro servicio técnico si escuchas ruidos indeseados o molestos durante su funcionamiento)
  3. Cuidado de las barras magnéticas: Limpia las barras magnéticas antes y después de su uso con un agente de limpieza suave. Evita rayar la superficie de las barras. Almacena las barras magnéticas en un lugar seguro y fuera del alcance de objetos metálicos que puedan dañarlas, además evita golpes en la misma ya que pueden ocasionar que no funcionen adecuadamente dentro del recipiente utilizado, por otra parte selecciona la barra adecuada al volumen deseado de agitación para lograr el éxito esperado.
  4. Seguridad eléctrica: Inspecciona regularmente el cable de alimentación y el enchufe del agitador para asegurarte de que no haya daños.Desenchufa el agitador cuando no esté en uso y antes de realizar tareas de mantenimiento.
  5. Equipos con Calefacción: Evita tocar la zona de trabajo durante y recién después de utilizar el equipo puede provocar quemaduras graves a la piel, algunos modelos cuentan con aviso de placa caliente, por favor respétalos para evitar daños. Nunca ponga a funcionar la calefacción sin el recipiente a calefaccionar, esto podría provocar la deformación de la placa de trabajo e incluso la rotura o estallido del recipiente, cuando sea posicionado en el equipo caliente por el choque térmico.
  6. Almacenamiento adecuado: Cuando no estés utilizando el agitador magnético, asegúrate de que esté apagado y desconectado de la fuente de alimentación. Almacena el agitador en un lugar limpio y libre de polvo para evitar la acumulación de partículas en las partes móviles.
  7. Manipulación cuidadosa: Manipula con cuidado la superficie del agitador donde se coloca el recipiente, ya que es delicada y susceptible a rayones o roturas. Evita golpes o caídas que puedan dañar el agitador o el recipiente.
  8. Entrenamiento adecuado: Asegúrate de que el personal que opera el agitador magnético esté adecuadamente capacitado en su uso y mantenimiento.
  9. Registro de mantenimiento y seguimiento: Lleva un registro de las actividades de mantenimiento realizadas.

Siguiendo estas pautas y las recomendaciones específicas del fabricante para tu modelo de agitador magnético, podrás mantener tu instrumento en buen estado de funcionamiento y obtener resultados de agitación precisos y confiables en tus experimentos del laboratorio.


Mantenimiento y Cuidado del Agitador Magnético

Los precios publicados NO incluyen IVA Última Actualización: 22/05/2024 22:30